¿Cómo se calcula la huella de carbono en una empresa?

cómo calcular la huella de carbono de una empresa

La huella de carbono se ha convertido en un indicador clave para medir el impacto ambiental de una empresa. Este cálculo no solo es importante desde el punto de vista ambiental, también puede tener implicaciones económicas y sociales significativas. 

Pero, ¿cómo se calcula la huella de carbono en una empresa? Si te interesa, ¡quédate a disfrutar del artículo que hemos preparado!

La huella de carbono y su importancia en la sostenibilidad empresarial

La huella de carbono desempeña un papel fundamental en el compromiso de una empresa con la sostenibilidad. 

En un contexto donde la preocupación por el cambio climático y la reducción de emisiones contaminantes es cada vez mayor, comprender y calcular la huella de carbono se ha vuelto imprescindible para las organizaciones que buscan mejorar su desempeño ambiental y su reputación corporativa.

La importancia de calcular la huella de carbono radica en varios aspectos cruciales para la sostenibilidad empresarial. 

En primer lugar, permite a las organizaciones identificar las áreas de mayor impacto ambiental dentro de sus operaciones, lo que facilita la implementación de medidas de reducción y optimización. Asimismo, proporciona una base sólida para establecer objetivos de reducción de emisiones y monitorizar el progreso hacia la neutralidad de carbono.

Además, calcular la huella de carbono contribuye a la mejora de la eficiencia operativa y la optimización de recursos, lo que puede traducirse en ahorros económicos significativos a largo plazo. 

Al adoptar prácticas más sostenibles y reducir el consumo de energía y recursos, las empresas no solo reducen su impacto ambiental, sino que también aumentan su competitividad en un mercado cada vez más consciente de la sostenibilidad.

¿Qué mide la huella de carbono?

Medir la huella de carbono significa evaluar la cantidad total de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos directa o indirectamente como resultado de las actividades humanas, ya sea a nivel individual, empresarial o de cualquier otra entidad. 

Esta medida se expresa en unidades de dióxido de carbono equivalente (CO2e), una unidad que permite consolidar el impacto de diferentes gases de efecto invernadero en el calentamiento global.

  • Emisiones Directas: las emisiones de GEI que provienen de fuentes controladas directamente por la empresa, como la combustión de combustibles fósiles en instalaciones propias, el uso de vehículos corporativos o la actividad agrícola.
  • Emisiones Indirectas: se derivan de las actividades de la empresa pero no son controladas directamente por ella, como las emisiones asociadas con la generación de electricidad comprada, el transporte de mercancías de terceros y otros servicios externos utilizados por la empresa.

¿Cómo se calcula la huella de carbono?

El cálculo de la huella de carbono es un proceso complejo que implica la recopilación y análisis de datos sobre las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas con las actividades de una empresa.


¡Te podría interesar!: Las 5 ventajas de un cálculo ambiental automático.

Métodos y herramientas utilizadas para el cálculo

Aunque existen diversas metodologías y herramientas disponibles, el cálculo de la huella de carbono, generalmente sigue un enfoque estandarizado que comienza con la identificación del alcance. 

Definir el alcance del cálculo de la huella de carbono incluye determinar las fuentes de emisión que se tendrán en cuenta. Esto implica distinguir entre:

  • Alcance 1: Emisiones Directas.
  • Alcance 2: Emisiones Indirectas asociadas con la compra de energía.
  • Alcance 3: Otras Emisiones Indirectas relacionadas con la cadena de suministro y actividades de la empresa.

En esta caso, señalamos que la capacidad de medición del software de sostenibilidad de Greemko incluye los 3 alcances de la huella de carbono. . El alcance 3 es el más difícil de calcular pero con la aplicación de Greemko, se puede medir de una forma muy rápida y sencilla.

¿Qué más elementos del impacto ambiental mide Greemko? Consumo de agua, consumo de materias primas, consumo de energía, generación de residuos y otros acorde con estándares internacionales.

Pasos prácticos para calcular la huella de carbono de una empresa 

Una vez identificadas las fuentes de emisión relevantes se procede de la siguiente forma:

  • Recopilación de Datos precisos y completos sobre el consumo de energía, el uso de combustibles, el transporte, la generación de residuos y otras actividades relevantes.
  • Cálculo de Emisiones: Utilizando factores de emisión estandarizados o específicos para cada actividad, se calcula la cantidad de emisiones de GEI asociadas con cada fuente identificada. 

Por ejemplo, para calcular las emisiones de CO2 derivadas del consumo de electricidad, se multiplicaría la cantidad de electricidad consumida por el factor de emisión de CO2 del proveedor de la energía eléctrica, ya que cada proveedor cuenta con un factor de emisión diferente.

  • Normalización: En algunos casos, es necesario normalizar las emisiones para reflejar la intensidad de las actividades de la empresa, es decir, dividir las emisiones totales por la producción, el área de superficie o cualquier otra métrica relevante para la empresa.
  • Informe y Comunicación: Finalmente, la empresa puede elaborar un informe detallado sobre su huella de carbono y sus esfuerzos de reducción para comunicarlos a partes interesadas internas y externas, como empleados, clientes, inversores y organismos reguladores.
cómo calcular la huella de carbono


Fórmula para calcular la huella de carbono 

Los estándares más utilizados en el mundo vienen establecidos por el Greenhouse Gas Protocol (GHG). Según el GHG Protocol, y de forma simplificada, la huella de carbono se calcula multiplicando un dato de actividad por un factor de emisión. 

DATO DE ACTIVIDAD x FACTOR DE EMISIÓN = “x”

Veamos un ejemplo de cálculo de huella de carbono empresarial para el consumo eléctrico:

(350 kWh) x (0,41kgCO2/kWh) = 143,5 kg CO2

El factor de emisión representa la cantidad de CO2 emitido por unidad de energía consumida, generalmente, expresada en kg de CO2 por unidad de energía (kgCO2/kWh)

Descubre cómo establecer los objetivos medioambientales en tu empresa.

¿Cómo reducir la huella de carbono?

Reducir la huella de carbono es fundamental para mitigar el cambio climático y promover la sostenibilidad ambiental. 

Existen numerosas estrategias y acciones que las empresas pueden implementar para disminuir su impacto ambiental y contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Identificación de áreas clave para la reducción

Identificando las áreas donde se concentran las mayores emisiones de GEI, las organizaciones pueden priorizar sus esfuerzos y recursos para maximizar el impacto de las medidas de reducción. 

  • Realizar un análisis exhaustivo de la cadena de valor de la empresa puede ayudar a identificar las etapas del proceso donde se generan las mayores emisiones de GEI. 
  • Realizar auditorías energéticas en las instalaciones de la empresa puede revelar oportunidades significativas para mejorar la eficiencia energética y reducir las emisiones de GEI. 
  • Evaluar la eficiencia del transporte y la logística de la empresa puede ayudar a identificar áreas para reducir las emisiones asociadas con el transporte de mercancías, la movilidad de empleados y las operaciones de flota. 
fórmula para calcular la huella de carbono


Implementación de prácticas sostenibles y tecnologías verdes

La adopción de tecnologías y prácticas que mejoren la eficiencia energética puede reducir significativamente el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, como la instalación de equipos y sistemas energéticamente eficientes, la optimización de procesos, la implementación de sistemas de gestión energética y la realización de mejoras en la infraestructura de los edificios.

La transición a fuentes de energía renovable, como la solar, eólica, hidroeléctrica o geotérmica, puede ayudar a reducir las emisiones de carbono asociadas con la generación de electricidad y reducir la dependencia de los combustibles fósiles.

Fomentar la movilidad sostenible entre los empleados y la flota de la empresa puede reducir las emisiones de carbono asociadas con el transporte, como la promoción del uso de transporte público, la incentivación del uso de vehículos eléctricos o híbridos, la implementación de programas de carpooling o bicicletas compartidas y la adopción de políticas de trabajo remoto.

Implementar prácticas de gestión ambiental y de gestión de residuos, como la reducción, reutilización, reciclaje y compostaje, contribuye a minimizar las emisiones de gases de efecto invernadero.

La adopción de tecnologías verdes y soluciones innovadoras puede servir para reducir el impacto ambiental de las operaciones de la empresa, como la implementación de sistemas de iluminación LED, la utilización de sistemas de gestión inteligente de energía, la adopción de procesos de producción más limpios y eficientes y la inversión en tecnologías de captura y almacenamiento de carbono.

En Greemko, seguimos el GHG. Además, nuestra herramienta tiene incorporados todos los parámetros de Global Reporting Initiative (GRI). 

Los datos de actividad se obtienen de manera automatizada de las facturas u otras evidencias de los consumos de electricidad, gas natural, diesel o gasolina, generación de residuos y otros. Los factores de emisión se obtienen de fuentes oficiales; en nuestro caso: la Agencia Internacional de la Energía (IEA) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y otros como Ecoinvent, etc. 

¿Quieres saber cómo puedes demostrar tu compromiso con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático? ¡Descubre cómo conseguir la Certificación Ambiental y Huella de Carbono!